martes, 9 de octubre de 2012

LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE FRANKFURT Y EL PREMIO NOBEL DE LITERATURA 2012.



Arriba, portada de la obra de ficción "Potiki", de la autora neozelandesa, Patricia Grace, que ha sido publicada en alemán por la editorial Unionsverlag (ver más en: www.unionsverlag.com ). Abajo, el logo de la Feria de Libro de Frankfurt que en su presente edición tiene como invitada de honor a Nueva Zelanda. Más abajo, portada del libro "Landgericht" con el que Ursula Krechel se llevó el gato al agua y ganó el Premio del Libro Alemán 2012. "Landgericht" (traducido al castellano: "Tribunal regional") ha sido publicado por la editorial Jung und Jung  www.jungundjungverlag ).




"Vivo mi libro, y eso me impide escribirlo"

Maurice Sachs


Está semana está cargada de intensas novedades en el mundo de la literatura. El sábado pasado dejó de existir en Perú el poeta Antonio Cisneros, quien estuviera en Alemania gozando de una estancia creativa. Este miércoles se han abierto las puertas de la Feria Internacional del Libro de Frankfurt, y mañana jueves se dará a conocer el nombre del Premio Nobel de Literatura.

El martes por la noche se hizo público el ganador del Premio del Libro Alemán 2012, y el próximo domingo se conocerá el ganador del Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán. A propósito de libreros, ellos están de capa caída en Alemania, al menos eso se puede leer en la edición de este martes del diario Frankfurter Allgemeine Zeitund de Frankfurt, donde los libreros dan a conocer el mal momento que pasa el sector. Dicen que más del 25% de las compras de libros en Alemania ahora se hacen por internet. En esa área Amazon está ocupando un gran espacio.

Ursula Krechel con su novela "Landgericht" se alzó con el Premio del Libro Alemán 2012. La novela aborda la historia de un juez judio que en el año 1933, durante el regimen nazi, es despedido de su cargo. La historia es real y Gottfried Honnefelder, el defenestrado jurista, volvió a Alemania para recuperar su puesto años más tarde. Como se ve, el fenómeno del nazismo y su consiguientes consecuencias ante la población, sigue creando literatura.

Y ya que este jueves sabremos el nombre del Premio Nobel de Literatura 2012, no me atrevo a dar ningún pronóstico. Aunque me huela que lo ganará un autor de cultura musulmana. La verdad que a mí me encantaría que lo ganara otra vez un poeta. Poeta y musulmán, eso es. No sé, es un decir. Que Dios reparta suerte, y lo mismo para el domingo, cuando se da a conocer el Premio de la Paz de Comercio Librero Alemán.

2 comentarios:

LUISA PEREZ SALAS dijo...

ME DA GUSTO COINCIDIR CON LOS POEMAS YO POR AHORA ESTOY CON Mario Benedetti Y ME ALEGRA QUE SIEMPRE LLEVES A VALLEJO
UN SALUDO DE LIMA
AUN TE ESPERAN TUS CALLECITAS TUS MICRÓFONOS DE RADIO NACIONAL DEL PERÚ
Y TUS AMISTADES QUE SIEMPRE TE RECUERDAN CON TUS OJOS NEGROS COLOR CAFÉ :)
Luisa Pérez.

LITERATAMBO dijo...

Luisa, Mario Benedetti siempre ha sido un poeta romántico con chaleco a prueba de piedras: digo esto porque hay que tener un corazón bien plantado para seguir amando las cosas sencillas de la vida mientras se ve que la sociedad padece la globalizada pandemia donde el dinero se ha convertido en una religión. Pero gracias a los Dioses de Olimpo tenemos a la literatura. Y nos hace feliz. Saludos al calor de Lima.