miércoles, 4 de abril de 2012

UN POEMA ES UN POEMA: "WAS GESAGT WERDEN MUSS" POEMA DE GÜNTER GRASS



Arriba, la portada de uno de los tantos libros escritos por el Premio Nobel de Literatura, Günter Grass.

"Todo se mueve, se niega,

todo está en eterno retorno"


(desconozco el autor de este pensamiento:

lo encontré en mi moleskine)

Un poema es un poema. Y lo interesante de todo es que un poema llame tanto la atención y sea publicado en muchos diarios del mundo. Me refiero al poema "Was gesagt werden muss" del escritor alemán Günter Grass, Premio Nobel de Literatura 1999, que he leído hoy en el diario germano Süddeutsche Zeitung.

He tratado de desmenuzarlo, verlo con lupa, recorrer sus líneas con cincel y esparadrapos. "Was gesagt werden muss" (lo que traduzco a "Lo que hay que decir") puede causar muchas interpretaciones, porque indudablemente un poema esconde muchos arcanos, ideas que se esconden por los orificios de la palabra, pero, al fin y al cabo, un poema es un poema: pero este poema está cargado de elementos que llaman mi atención, porque el mismo título esconde una advertencia "Was gesagt werden muss": Lo que se debe de decir, lo que hay que decir.

Hoy me hubiera gustado escribir sobre los poemas que leo en estos días: sobre la prestancia del verso de Tirso de Molina o la poderosa palabra del poeta Juan Cobos Wilkins, pero me ha salido Günter Grass. Me hubiera gustado hablar sobre las cosas que he leído en los diarios o en las páginas de internet de hoy (que a veces me aterrorizan y otras me hacen olvidar el mundo donde vivo): un jubilado se suicida frente al parlamento griego, el presupuesto español reduce los fondos de la Memoria Histórica, ha vuelto a marcar Messi en la Liga de Campeones o lo que un periodista escribiera en la revista peruana Caretas lo que María Félix dijo una vez: "A mí ningún hombre me ha escogido. Yo escogí a todos mis hombres". Pero me ha salido Günter Grass.

El poema de Günter Grass "Was gesagt werden muss" descubre el miedo a una conflagración atómica. Por ejemplo en la segunda estrofa el poeta escribe el sustantivo Atombombe. Y en todo el poema fluyen esos mismos temores. Igualmente en la tercera estrofa leemos: nukleares Potential. En la quinta estrofa: Sprengköpfe y otra vez el sustantivo Atombombe. En la Séptima estrofa: Atommacht. Y en la octava estrofa: Atomanlagen. Lo que podríamos resumir así:

2° estrofa: Atombombe
3° estrofa: nukleares Potential
5° estrofa: Sprengköpfe y Atombombe
7° estrofa: Atommacht
8° estrofa: Atomanlagen

La primera estrofa del poema encierra la llave del castillo del poema. Pero hay que tener mucho cuidado porque por ese castillo se encierran una serie de artilugios que nos pueden desorientar. En esos primeros versos Günter Grass ha cincelado en las paredes de su castillo un sinnúmero de sustantivos y verbos que en un contexto semántico podríamos asociar a su biografía personal, a su vivencia histórica y al espacio y tiempo que le toca vivir y que dice, según mi interpretación: "He callado mucho tiempo y ahora quiero hablar". Pero mejor vayamos desmenuzando la primera estrofa. Y será la única que desmenuce, por el factor tiempo, por el factor soy yo y mi circunstancia, y el resto de los versos sufrirán una mirada de buen cubero. Pero antes transcribo ese primer verso totalmente:

Warum schweige ich, verschweige
zu lange,
was offensichtlich ist und in Planspielen
geübt wurde, an deren Ende als
Überlebende
wir allenfalls als Fußnoten sind.

Y ahora lo desmenuzo. Porque si lo traduzco ahora (eso viene más abajo - sólo el primer verso) no se lo logrará entender.

Warum - Por qué schweigen - callar verschweigen - callar , silenciar
zu lange - tanto tiempo
offensichtlich - conocido, obvio, manifiesto, sabido
ist - es und - y Planspielen- un plan de acción, simulacro
üben - practicar Ende- final
Überlebende - sobreviviente
wir - nosotros allenfalls - en todo caso als - como
Fußnoten - nota a pie de página

El poeta nos dice que ha callado mucho tiempo y ahora tiene que hablar, tiene la necesidad de hablar, lo que ya es sabido y manifiesto, y al final de la estrofa juega con la palabra "Überlebende" sobreviviente (en este sentido pienso en los sobrevivientes y perseguidos durante el Tercer Reich) y juega también con el sustantivo "Fußnote" (pie de página), palabra que fuera utilizada en un discurso por Charlotte Knobloch durante una ceremonia para exigir que la memoria de las víctimas de la Noche de los cristales rotos, del 9 de noviembre de 1938, no quede sólo como un pie de nota de la historia (1). Osea, hay que tener mucho cuidado al leer el poema, porque hay que sopesar y desmadejar el juego de palabras que utiliza Grass, e inclusive hay que conocer mucho de historia, de actualidad, pero ante todo tomar con pinzas sus sentencias, revolverlo, atenazarlo. Pero no te olvides, que un poema es un poema. Ahora traduzco la primera estrofa del poema, que es la única que traduciré:

"Porque callo, y sigo callando tanto tiempo
Lo que es conocido y fue utilizado como plan,
en cuyo final, como sobrevivientes,
sólo seremos un pie de nota".

Ahora una mirada de cabo a rabo: el poema posee nueve estrofas. En la segunda estrofa aflora: "pueblo iraní". En la séptima y octava estrofa: "Israel" . Al leer todo el poema percibo el temor del poeta a ser tildado de antisemita (inclusive utiliza la palabra "Herkunft" -procedencia- cuando el poeta se interroga que por qué ha callado hasta ahora, quizá por su Herkunft, por su procedencia, y en ningún momento utiliza su nacionalidad sino la palabra procedencia), ya que aborda el asunto del poder nuclear de Israel. Pero sobre todo aparece su miedo a una conflagración nuclear.

Pueblo iraní - Israel, Israel - Pueblo iraní. En verdad el poema no solo trata de eso, de Israel o el pueblo iraní, sino sobre nosotros, tú, y yo, el mundo, el miedo. La ruptura de un tabú. Pero un poema es un poema, y este es un poema que acarreará muchas discusiones, muchos arrebatos, muchas conjeturas y sobre todo gritos a raudales. Yo no sé si a esta altura de este post sea ponderado que me pregunte, parafraseando el título de uno de los libros más hermosos que he leído este año, "Para qué la poesía" (2). No sé si un poeta de 85 años, como Günter Grass, todavía se haga esa pregunta. Pero si la poesía sirve para algo, es para construir palabras, porque que "para escribir poesía hay que llorar sin ojos, comer sin boca, besar sin saliva. Para escribir poesía hay que andar sin pies, abrazar sin brazos, amar sin titubeos" (3). Va por ustedes señores! Por el amor y todo sólo por el amor.


Para leer el poema completo: Was gesagt werden muss - Kultur - sueddeutsche.de



(1) http://www.hagalil.com/01/de/Juden.php?itemid=2961

(2) Para qué la poesía. De Juan Cobos Wilkins. XVI Premio de Poesía Ciudad de Torrevieja. Editorial Plaza Janés 2012.

(3) Kepa Murua. La poesía. Si es que existe.

7 comentarios:

Victor dijo...

Hola, buen post. Ojalá pudieras traducirlo todo. Saludos.

Victor dijo...

Por cierto, yo también viví un tiempo en Karlsruhe. Saludos desde Guadalajara, México.

stefano dijo...

¡ Sí ! pudieras traducirlo completo , por favor . Saludos desde Aquisgrán , Alemania .

stefano dijo...

he encontrado una traducción en El País http://bit.ly/HRn5MI

erizo dijo...

No es
un poema
todo
lo que se publica
como
texto de nueve frases
fragmentado por sesenta y ocho saltos de linea.

Hay poemas que de hecho no son más que poemas. Hay poemas que destacan, por ejemplo, por su verso, rima, ritmo, melodía, semántica o retórica. Y hay poemas que destacan sobre todo por el efecto que provocan, y si alguien como Grass publica en Semana Santa una crítica a la política israelí, entre otros, es como agitar el avispero! Leyendo la prensa pública alemana ya se escucha los gritos de Pascua : "Crucifiquenlo! Es que causa molestia !"

No cabe duda de que hay algunos puntos de crítica no solo en cuanto a la forma y la calidad literaria (lenguaje simple, discurso chato, palabras bien definidas que no dejan mucho lugar a interpretaciones, juegos de palabras no hay – perdón!) sino también al contenido del escrito. Seguramente Grass hizo un flaco favor a sí mismo. No hace caso a la complejidad de la situacion política en Asia Occidental sino tiende a torcer algunos hechos, sea por ignorancia o por intención cualquiera, ingenuidad real o fingida. Pero hay que admitir que con respeto a otros asuntos sí va al grano. El texto invita urgentemente a la discusión sobre cómo los alemanes debemos seguir manejando nuestra historia del Tercer Reich, así que a la discusión sobre la diferencia entre antisemitismo y crítica a los sistemas de poder político.

LITERATAMBO dijo...

Buenas tardes. Más vale tarde que nunca, por eso pido disculpas a los amigos que me pidieron que tradujera el poema de Günter Grass que en los últimos días ha levantado tanto revuelo (y lo seguirá haciendo). Me han parecido absurdas y kafkianas ciertas reacciones después de su publicación. No lo he traducido porque no lo vi conveniente (se ha dado tanta importancia a un texto, que me da prurito, ya que existen grandes poemas cuyos versos no tienen la atención como lo ha tenido el texto de Grass). Además, ya existen traducciones colgadas en diversos medios.

vic dijo...

Mmmmm....