miércoles, 2 de mayo de 2012

SOBRE CRÍTICOS, CRITICONES Y CRITICADOS / ECHAN AL TACHO SEIS DE LOS DIEZ TÍTULOS DE LA LISTA DE LOS LIBROS MÁS VENDIDOS EN ALEMANIA

 El libro „Der Hundertjährige, der aus dem Fenster stieg und verschwand“ del sueco Jonas Jonasson, es actualmente un „superventas“ en Alemania“. La obra es el debut como escritor de Jonasson y se está convirtiendo en un fenómeno de ventas internacional. „Die Tribute von Pannem: Gefährliche Liebe“, „Die Tribute von Pannem: Tödliche Spiele“ y „Die Tribute von Pannem: Flammender Zorn“ de Suzanne Collins, libros que ocupan respectivamente el primer, tercer y cuarto puesto de los libros más vendidos en Alemania en abril de 2012, son otros fenómenos que llaman la atención a los críticos literarios en la tierra de Goethe.


Cualquier obra literaria lee de una manera errónea
-y creativa- y por tanto malinterpreta, un texto
o textos precursores“

Harold Blomm

"Quería vivir, y todo lo demás no significaba nada.
Vivir y vivir mi vida, como quisiera y tanto tiempo
como quisiera"

Thomas Bernhard
en "El aliento" (1978)

"Nos preocupan las circunstancias de nuestra muerte,
sin duda; pero no está tan claro que nos procupen
las circunstancias de nuestro nacimiento"

Michel Houellebecq
en "La posibilidad de una isla"

Me entra un escozor de los mil demonios, saber que el oficio de crítico literario suele prestarse a una serie de conjeturas irracionales o racionales (desde el punto de vista en que se las mire). Primero: un crítico literario es un escritor frustrado. Segundo: un crítico literario es un escritor en potencia. Tercero: son verdaderas o son falsas la primera y segunda premisas. Cuarto: lo dejo allí, querido lector, con todo el respeto del mundo al conocimiento de la fenomenología y la hermeneutica, del estructuralismo o los conceptos de signo, etc., con el prurito de que tomes parte activa en este tema, y volvernos a hacer la pregunta de siempre: ¿por qué un crítico de literatura puede llegar a ser arbitrario o puede, en mayor o menor grado, llegar a ser un melifluo adulador?. ¿Por qué desde su punto de vista subjetivo puede desbaratar una obra (y, puede darse el caso, de soslayar otras) y destruir el proyecto literario de autores jóvenes?. Abordo el tema de los críticos literarios porque -y ahora llego al meollo del asunto- el domingo pasado vi arrojar al tacho a más de siete obras pertenecientes a la lista de los libros más vendidos en Alemania en abril - mayo 2012.

Dennys Scheck, el encargado de hacerlo, osea el encargado de arrojar los libros al fondo de un cubilete, es el director del programa de literatura „Druckfrisch“ que se emite en la segunda cadena de la televisión alemana ZDF. Scheck, “el „arrojador“, a quien admiro a veces por su valentía, y,quien a veces me produce repelús por su arrogancia, muestra no tener pelos en la lengua, asunto que me viene quitando el sueño desde ya hace mucho tiempo. En ese sentido, me pongo a pensar en la cantidad de horas que se pasaron frente a un ordenador los autores cuyos libros fueron arrojados al fondo de un bote de basura. ¿Qué dirán ellos? ¿Cómo se sentirán? Cuando un libro cae al agujero oculto del programa „Druckfrisch“ el autor ha muerto o casi muerto, parafreaseando el poema „Elogio a la ceguera“ de Jorge Luis Borges, pero se vende.

Para terminar el entripado y pasar a presentar la lista de libros que fueron arrojados a la basura, quiero dejar en claro que en la cultura del libro, todo libro no es cultura, tal como se nos pretende vender a través de la industria cultural (1), por lo que, muchas veces, un libro se transforma en mercancia, y a los mercaderes y a los industriales les interesa en demasía que el libro sea cultura. Y por lo tanto que se adquieran, pero que no se disctutan sobre ellos. Al fin y al cabo, lo que interesa son los grandes textos, no los grandes nombres. Así que señoras y señores a abrir bien los ojos, o mejor dicho a abrir bien las orejas, que todo lo que brilla no es oro, o todo lo que nos venden como brillante no es oro, e inclusive y viceversa, porque esto de la crítica es tan subjetivo que a veces me provoca un halo de gloria los textos deT. E. Hulme, R. Barthes, W. Iser, J. Derrida, M. Reich-Ranicky, H. Bloom, entre otros (2)

Aquí la lista de los diez libros más vendidos en Alemania en abril de 2012. Seis de ellos fueron echados a la basura en el programa Druckfrisch (3). Y son los siguientes:

Puesto 10: „Gier“ de Arne Dahl.
Puesto 9: „Schändung“ de Jussi Adler Olssen
Puesto: 8 „Erlösung“ de Jussi Adler Olssen
Puesto 7: „Bei Hitze ist es wenigstens nicht kalt“ de Dora Heldt
Puesto 6: „Die Tränen der Maori-Göttin“ de la alemana Sara Lark
Puesto 5: Jussi Adler Olssen  Das Alphabethaus“

Y los que fueron alabados son los siguientes:

Puesto 4: Die Tribute von Pannem: Flammender Zorn“ de Suzanne Collins
Puesto 3: Die Tribute von Pannem: Tödliche Spiele“ de Suzanne Collins
Puesto 2: Der Hundertjährige, der aus dem Fenster stieg und verschwand“ del sueco (1962) Jonas Jonasson Vita.
Puesto 1: Die Tribute von Pannem: Gefährliche Liebe de Suzanne Collins

(1) leer al filósofo alemán Adorno que fue uno de los primeros en hablar de „industria cultural“. T. W. Adorno. Kultur kritik und Gesellschaft I. Prismen ohne Leitbild. Suhrkamp Verlag. Frankfurt am Main. 1977. T. H. Adorno. „Crítica de la cultura de sociedad I. Prismas sin imagen directriz. Ediciones Akal. Madrid. 2008.

(2) Les recomiendo leer el libro The Cambridge History  of Literary Criticism. Vol. VIII. Cambridge Univertsity Press. 1995. Título en castellano: „Historia de la crítica literaria del siglo XX. del formalismo al postestructuralismo“. Ediciones Akal. Madrid. 2010.

(3) Para ingresar a la página de internet de Druckfrisch: Zu Druckfrisch

2 comentarios:

erizo dijo...

... y no es buena literatura todo lo que recomienda Denis Scheck, aunque haya gente que le tenga una fe ciega a este crítico literario (vease literatambo el 19 de diciembre de 2011).
Según el juicio de mi sobrina de 17 años es una obra que cabe en la categoria “desperdicio de tiempo y dinero”. Ella opina que la trama de la trilogía es bastante simple, no es más que una simple historia de amor entre jóvenes aunque hay rasgos de ciencia-ficción. Describe sangrientas competiciones en los cuales niños son obligados a matar otros niños los asuntos sociopolíticos pero faltan las conclusiones socio-políticas. Tiene lugar en un mundo que solo tiene blanco y negro. A los personajes del libro les falta profundidad y emoción, las figuras son aburridas porque no hay desarrollos personales. Sobre todo critica el estilo de escritura que le parece una mera aglomeración de descripciones de hechos y no deja lugar a la imaginación y la reflección del lector, y por eso lo califica una tortura para el lector intelectual.
Respecto a este último punto de crítica estoy muy de acuerdo con ella: al hojear los libros de Panem se da cuenta que de hecho la autora aplica un estilo muy simple tanto en el original inglés como en la traducción al alemán.

El lugar de la trama de la trilogía “Die Tribute von Panem” – que en español tiene como título « Los juegos del hambre » según el título original inglés “The Hunger Games” – es una nación que se llama Panem donde jóvenes son obligados por el gobierno bruto a competir en los Juegos del Hambre, evento de entretenimiento público en el cual tienen que luchar entre ellos hasta quedar solamente un superviviente, como era costumbre en la antigua Roma, “panem et circenses” (esp : pan y circo), los espectáculos de los gladiadores.
Me encanta la desviación ortográfica que en este blog cambia el título alemán de la trilogía recomendada en “Pannem”, palabra que hace alusión a la palabra alemana “Panne” (esp: cantada, equivocación, error). Puede que esto dé en el clavo!

Respecto a la trama la trilogía parece ser compuesto por plagios de “Battle Royale” de Koushun Takami, “Running Man” (El fugitivo) de Stephen King, “The Long Walk” ( La larga marcha) de Stephen King, “Das Millionenspiel” según el cuento “The prize of peril “, “Rollerball“ de William Harrison, y „Lord of the Flies“ by William Golding. Por eso no es asombroso la atención exagerada hacia la trilogía como libro, audiolibro y película, y su gran éxito económico. Mucha gente la califica como obra de gran valor ético para el grupo destinatario, los jóvenes de hoydía. Pero, qué significa si es necesario una obra como “Panem” para que nuestra sociedad discuta sobre espectáculos “pan y circo” aparentemente ficticios? Hay que darse cuenta de los espectáculos reales ! Big Brother ? Germany’s next Top Model? DSDS ? Nos presentan mucho pan y circo, leve entretenimiento, para divertirnos de lo que realmente está pasando en el telón de fondo! Mientras para más de 40 millones alemanes la cosa más importante en estos días decisivos es la Eurocopa de Futbol Alemania y las otras naciones europeas son vendidas a la dictadura financiera…

LITERATAMBO dijo...

Erizo, en todo lo que dices, hay cierta verdad. Pero la literatura no es matemática: todo es ficción. Pero hay una cosa que sí tienes mucha razón: el estilo y la forma de contarlo es fundamental. La historia, también, claro. Pero el uso de la palabra es prioritario: así se hable de la caída de sol que se contempla desde una letrina. Un abrazo fuerte Erizo, estés donde estés.